Entrevista |  Tema | Salud  |  Psicología | Libros |  Decoración |   Belleza |  Moda |  Gastronomía |  Firma | Medicina Natural
 
Sitio Expreso.ec

Lofts: Hábitats reciclados
Estos espacios, nacidos en las zonas industriales de Nueva York, marcan hoy una tendencia urbana

Nina Romero Delgado

Seguramente usted, viendo alguna vez la serie Sex and the city, se habrá fijado en ese departamento neoyorquino amplio y luminoso donde suele amanecer sola o con alguna compañía esporádica la liberada Carrie. El sitio donde también escribe su columna, en la que habla de los romances de sus ardientes amigas.

Pues esos espacios que se ven tan sofisticados en grandes urbes como Nueva York, se denominan lofts y tienen, al igual que la protagonista de esta serie, su propia historia.

Durante los años 50, como consecuencia de la transformación urbanística experimentada por esta ciudad, las fábricas que habían quedado inmersas en el perímetro urbano en sectores como Soho, en la isla de Manhattan, se trasladaron a zonas menos pobladas dejando enormes edificaciones abandonadas.

Fue en esos pisos industriales vacíos, con instalaciones de luz y tuberías a la vista, donde nació el loft como un nuevo estilo de vivienda.

“Los artistas de entonces hallaron en estas naves industriales amplias y con grandes entradas de luz, un lugar barato donde vivir y trabajar ”, explica el arquitecto Douglas Dreher, Coordinador General

de la Fundación Malecón 2000. Y era lógico, en plena época del Pop Art, sus actores requerían de mayor espacio para elaborar obras de gran formato. Solo pudieron conseguirlo en bodegas o galpones.

Señala la decoradora Finita Ceballos que aquellos espacios industriales carentes de paredes, dieron paso a la creatividad y al uso de elementos “flotantes” como biombos o grandes libreros para separar áreas como baños o dormitorios.

Así, esta poco convencional vivienda, donde todo estaba a la vista y la privacidad no era una prioridad, resultó tan atractiva que en los años 70, se empezó a rescatar antiguos edificios para convertirlos en lofts.

El fenómeno se extendió por todo el mundo. Un ejemplo de ello -indica Douglas Dreher- es la zona de Docksland a la orilla del río Támesis en Londres que, gracias al “reciclaje” de viejos edificios y bodegas (manteniendo su arquitectura original de ladrillo), se convirtió en una de las más “cool” de la capital británica.

¿Lofts en Guayaquil?
Cinco décadas después del nacimiento de los lofts, el concepto llega a la ciudad, abriéndose paso al ritmo de la regeneración urbana.

El proyecto urbanístico Puerto Santa Ana, desarrollado por el Municipio de Guayaquil, ha permitido recuperar los enormes silos donde se almacenaba la cebada en la antigua Cervecería Nacional y, en

Estilo
Los grandes ventanales y la doble altura del techo, así como la ausencia de paredes o divisiones son características básicas del Loft. Un ejemplo, este departamento neoyorquino.

Históricamente el loft está ligado a la regeneración urbana. No puede haber un loft donde no ha existido una intervención pública
para recuperar zonas antes industriales

Arquitecto Douglas Dreher .
Coordinador general de arquitectura de la Fundación Malecón 2000

Un mes, estas enormes edificaciones de hormigón armado se habrán convertido en lofts. Al mejor estilo de Manhattan.

El arquitecto Juan Carlos Péndola, promotor de la obra, comenta que la idea es conservar la estructura original de estos silos construidos a principios del siglo pasado y adecuarlos con el rigor de un loft original: con espacios abiertos, sin divisiones y doble altura en el techo. Emulando los galpones industriales, pero con un toque más contemporáneo.

Y la tendencia continúa. Inmobiliaria Cedeño-Cabanilla y Constructora Chaw también van tras las huellas de los lofts. Aunque en este caso no se cumple con el principio de reciclaje de edificios, ambas empresas incluyen departamentos hechos bajo este concepto entre sus planes habitacionales, y se los proponen a un sector joven de la población que, según confirma el ingeniero Alberto Aquim, gerente financiero de Constructora Chaw, ha acogido con entusiasmo el proyecto.

Quienes prefieren los ambientes de este tipo son los solteros o parejas jóvenes, de buen nivel económico y que gustan de la sensación de libertad de estos espacios. “No son indicados para familias, ya que en un loft no hay habitaciones”, comenta el arquitecto Javier Roditti, Presidente de la Constructora Roditti & Ramdich, quien estudió este mercado como parte de un proyecto para construir lofts en Guayaquil.

Como van las cosas, pronto en Guayaquil se podrá vivir en esta nueva expresión de lo urbano. En lofts iguales a los de Nueva York, con los techos altos, sin paredes; con mayor libertad y menos privacidad. Como los que se ven en Sex and the City.

Un lotf es un desván, construido en fábricas o galpones, con la estricta necesidad de abaratar costos, considerando que toda la parte estructural de este edificio se aprovecha.

Arquitecto Giovanni Vinueza.

Radiografía de un loft

Predomina el minimalismo y la onda industrial o hitech. Instalaciones y tuberías están a la vista.

El estilo del mobiliario es contemporáneo y el color se usa con mesura.

La altura del techo es doble. Un loft regularmente se divide en dos niveles. Arriba va el dormitorio.

Una buena iluminación se consigue con la ayuda de los “racks” que son contenedores de luminarias.

No hay paredes. Las divisiones se consiguen con mamparas, muebles grandes como libreros o puertas corredizas.

Dónde encontrarlos

La inmobiliaria Cedeño-Cabanilla está comercializando departamentos de esta categoría en el condominio Vizcaya Gardens de la urbanización Ceibos Norte.

Constructora Chaw tendrá listos departamentos tipo loft a mediados de 2008 en el edificio Buenaventura de la urbanización Tennis Club (km 3/2 vía a Samborondón).

Los lofts serán construidos a doble nivel, con el techo a 6 metros de altura y sin divisiones.

En un mes aproximadamente, el Municipio de Guayaquil convocará a subasta pública para vender los lofts que se construyen en los silos de la antigua Cervecería Nacional en Puerto Santa Ana. El precio base de cada uno es de $150.000.

 

Portada | Imprimir | Enviar
decoración
Tema
Gladys Coello: Todo tiempo pasado fue un carnaval
Libros
Un crítico Paul Auster en la presentación de su última novela
Decoración
Lofts: Hábitats reciclados
Belleza
90-60-90 ¿Cómo se hace una Miss?
Moda
Por sus zapatos la conoceréis
Gastronomía
Arroces para todos los gustos
fIRMA
Las mujeres de mi vida
mEDICINA nATURAL
La levadura de cerveza
Subir
Especiales:
El caso Cabrera, un año después