ir al inicio - Douglas Dreher - logotipo Arquitectura, diseño y urbanismo

Historia del Malecón de Guayaquil

La vinculación de la ciudad con el río se remonta a la construcción de Ciudad Nueva, cuando el Cabildo decide hacer uso de la extensa sábana que se extendía hacia el sur del emplazamiento original.

Período colonial

foto: Parte norte del malecón, a finales del siglo XIXDurante el período colonial, el malecón era apenas una estrecha vía levantada en forma de calzada. En 1845, tiene una milla y media de largo y ya es un paseo con asientos de madera e iluminado por lámparas de hierro fundido. Según el viajero Fréderick Walpole, "Las diez de la noche es la hora en boga para los paseos o caminatas, y el malecón es el lugar de encuentro de la juventud".

Paseantes del Malecón

foto: Paseantes en el malecón, 1910En 1866, el francés De Gabriac relata la sociabilidad que se generaba entre los paseantes del malecón: "Entre las siete y nueve horas, la calle grande que bordea el puerto está llena de gente. Se ve una infinidad de mujeres arrastrando sus largos vestidos ondulantes y paseándose solas escondidas bajo espesos mantos. Las más elegantes se hacen seguir por una pequeña india de cinco o seis años, vestida de rojo o amarillo. Las mujeres del mundo más rico están ahí confundidas con las pequeñas burguesas, las obreras y las modistillas; ellas se codean, se sientan en los mismos bancos y hablan familiarmente".

Muro y relleno

En 1879 se levantó el muro del malecón y la parte norte se rellenó por segunda vez. En 1866 se contrató a A.D. Pipper para cubrir toda su extensión, a una altura triple que la anterior. En 1906, J.F. Lince presentó al cabildo un proyecto de ampliación del malecón, desde Las Peñas hasta el Mercado Sur, pero que finalmente no prosperó.

Paseo de extranjeros

foto: Paseo de las Colonias, 1933En 1931 se crea, según ordenanza, el Paseo de las Colonias Extranjeras "desde el punto situado frente a la calle General de Elizalde, hasta el extremo sur del mismo Malecón, en el antiguo Conchero".

La Rotonda -memoria del encuentro de los libertadores Bolívar y San Martín en Guayaquil- y la Torre del Reloj, de estilo morisco, son los hitos arquitectónicos más sobresalientes de este paseo, que representa la definitiva incorporación al eje turístico de la ciudad.

por: Historiador Ángel Emilio Hidalgo


Douglas Dreher Arquitectos - Arquitectura, Diseño y Urbanismo • email: info@douglasdreher.com
Teléfonos/Phones:
(593) 99 91596408
Guayaquil -Ecuador

Copyright © Douglas Dreher Arquitectos • Guayaquil-EcuadorDouglas Dreher Arquitectos • douglasdreher.com
Diseño web Ecuador - Clickderecho